LAS DANZAS SAGRADAS DE LA TIERRA



Cuando danzas en círculos tus movimientos se asemejan a los de la Tierra.

video
video

Extracto de “ Entrevista con Pauline de Dampierre” de The American Theosophist, Wheaton, IL, LXXIII, Mayo 1985.

“Quizás no haya mejor modo de describir los Movimientos que con la respuesta que le dió Gurdjieff a su discípulo Ouspensky, cuando le dijo que imaginara existiese un mecanismo para el estudio de los planetas que representase visualmente las leyes que gobiernan esos movimientos, recordando al observador acerca de todo lo que conoce del sistema solar.


Gurdjieff le dijo entonces que había algo parecido en el ritmo de las danzas sagradas, y enigmáticamente afirmó que a través de estos movimientos estrictamente definidos y a través de los patrones realizados por quienes danzan, ciertas leyes se hacen visibles e inteligibles a los participantes.


video


LAS DANZAS SAGRADAS

La danza ha formado parte de la historia de la humanidad desde el principio de los tiempos.

Los primeros antecedentes se encuentran en las pinturas rupestres. La historia de la danza refleja los cambios respecto de las relaciones del pueblo con su conocimiento del mundo.



En el antiguo Egipto, las danzas ceremoniales fueron instituidas por los faraones. Estas danzas, que culminaban en ceremonias representando la muerte y la reencarnación del dios Osiris, se fueron haciendo cada vez más complejas, hasta el punto de que sólo podían ser ejecutadas por profesionales altamente cualificados.

Las Danzas Sagradas eran verdaderos libros informativos que transmitían deliberadamente ciertos conocimientos cósmicos trascendentales. Los Derviches Danzantes no ignoraban las siete tentaciones mutuamente equilibradas en los organismos vivientes. Los danzantes conocían las siete partes independientes del cuerpo y sabían muy bien lo que son las siete líneas distintas del movimiento. Cada una de las siete líneas de movimiento posee siete puntos de concentración dinámica.
Los danzarines de Babilonia, de Grecia y Egipto, no desconocían que todo esto cristalizaba en el átomo bailarín y en el planeta gigantesco que danza alrededor de su Centro de Gravitación Cósmica. Si observáramos todos los movimientos de los siete planetas de nuestro sistema solar alrededor del sol, descubriríamos el secreto de los Derviches Danzantes. Realmente imitaban a la perfección todos los movimientos de los planetas alrededor del sol. Actualmente, todavía podemos apreciar en algunas zonas de Turquía las manifestaciones de estas danzas sagradas que han ido quedando a través de los tiempos.

Las danzas sagradas de la época de Egipto, Babilonia, Grecia, etc..., van aún más lejos, y transmitieron tremendas verdades cósmicas, Antropogenéticas, Psico-Biológicas, Matemáticas, etc... Cuando en estas culturas empezaron a manifestarse los primeros síntomas de ateísmo, escepticismo y materialismo, la pérdida de las facultades en los cinco sentidos se acusó notablemente.




Hoy en día, en el Arte objetivo del que Gurdjieff habla  ha desaparecido casi por completo, ya no aparece latente la ley del Siete y mucho menos el Drama Cósmico. Se desconoce totalmente el sentido de las Danzas Sagradas de los Antiguos Misterios. 

En otros tiempos, los sábados era el día del teatro, el día de los misterios, entonces se representaban Dramas Cósmicos maravillosos. Por medio del drama transmitían altos valores dirigidos a la conciencia. Entre los dramas el más antiguo es el del Cristo Cósmico, el cual encierra una gran enseñanza esotérica profunda. Actualmente el teatro marcha por unos senderos muy diferentes. En las obras ya no se aprecian valores dirigidos a la conciencia, casi todo va dirigido al ego y dejan atrás  los mensajes dirigidos a la conciencia, basados en las leyes cósmicas de la naturaleza.



DANZAS DERVICHES


El término derviche significa “el que se encuentra en el umbral” o simplemente “buscador de la verdad”.


Los derviches son místicos que establecieron reglas y jerarquías de fraternidad. Practican la mediación recordando el dhirk (recuerdo de Dios), que consiste en una palabra o serie de palabras que se repiten acompañándolas de movimientos de la cabeza o el cuerpo.

Los derviches que pertenecen a la confraternidad mawlawiyya, fundada por Jala al-din Rumi, practican la danza de los giróvagos, la “Sema” purificadora para alcanzar la “baraka” (energía espiritual). Este rito, de siete siglos de antigüedad, consiste en una danza al compás de la flauta de caña (ney) y un pequeño tambor (kudhum).

La “Sema” establece un canal cósmico de unidad entre el cielo y la tierra, en beneficio de todos los seres vivos.





DANZAS CIRCULARES - DANZAS DE LOS BOSQUIMANOS Y OTROS

En la danza circular la unión de los participantes es la base de la energía que gira y que no se pierde. Existen por ejemplo, danzas circulares que se realizan en torno de un músico situado en el centro, o en torno a un altar, también al rededor de una estatua o pira o incluso en trono a uno de los miembros concebidos como dios o diosa. La danza circular propicia la pérdida de la individualidad en la emoción grupal.

Los bosquimanos, poseen una danza ceremonial denominada kung. Se trata de un rito que puede durar muchas horas en el que tratan de alcanzar un estado de trascendencia a través de una energía que se eleva desde la base de la columna hasta el cráneo otorgándole al sujeto un poder sobrenatural.

La danza frenética griega era un baile circular también. Este se hacía en honor de Dionisios y existía el asko-liasmós (que consistía en saltar y brincar sobre ordes de vino engrasados), el ditirambo (que suponía canto y encantamiento) y el hyporchema (movimiento vivos).





MAYAS

Dzibilchaltún, “lugar donde hay escritura en las piedras”, recorriendo siempre el sacbé sagrado (camino de la luz), blanco inmaculado como en el pasado, que fue hecho para que se viera de noche y a buen seguro hasta desde los cielos.

Xcambó, donde tienen lugar las danzas solares, el aliento del fuego que cae del cielo, los pies encendidos que danzan sin cesar, todo ello preparativos siempre para proseguir y llegar a Ek Balam, donde un guerrero totonaco, Ikxiocelotl, danza imitando a la serpiente, el jaguar y el águila, mientras Xolotl, el guerrero mexica, despliega al viento su tocado de plumas de faisán y eleva su escudo con cabeza de águila y su bastón con forma de serpiente.


DANZAS DE BALI

Destaca la Danza del Mono o Kechack, que figura entre las más atractivas y espectaculares y que relata una historia del Ramayana, acerca de cómo Rawana capturó a Sita y cómo la rescató un ejército formado por monos. La bailan al anochecer cien hombres, que trazan círculos concéntricos alrededor de una pista de baile mientras imitan los sonidos musicales de una orquesta gamelán. Los movimientos coreográficos son muy simples y se derivan de las danzas de trance. Un narrador relata un episodio de la epopeya Ramayana y, mientras tanto, el personaje citado en la narración, ocupa el centro de los bailarines. Cuando Hanuman, general de los monos, aparece en el escenario, los hombres simulan ser una familia de simios, acto del que procede su nombre.




DANZAS DE LA ISLA DE PASCUA

En la Isla de Pascua existe una interesante música autóctona enraizada en viejas tradiciones y leyendas transmitidas oralmente de generación en generación. Una de sus manifestaciones es el Sau-Sau, que es un canto y danza popular de esta isla,  de origen samoano, que se ha convertido en un baile característico de la isla. También se interpretan otros cantos y danzas populares dedicados a sus dioses, los espíritus guerreros, a la lluvia y al amor.